978 vistas

7 CAPÍTULOS DE LA DEFINICIÓN MÁS ELECTRIZANTE EN LA HISTORIA DEL RALLYMOBIL

Por Ignacio Psijas

Fotos por Héctor Rodríguez S.

Jorge Martínez se consagró 11 veces campeón nacional de rally en Osorno tras un épico duelo con los hermanos Heller, una carrera para la leyenda que enaltece al automovilismo chileno y que merece ser analizada con lujo de detalle.
A encender los motores que vamos con el repaso de una prueba que vale atesorar por siempre en el recuerdo.

CAPÍTULO 1
Así llegaban a Osorno

Tras 7 fechas disputadas la categoría RC2 Pro arribó a la ciudad lechera de la Región de los Lagos con Pedro Heller en la cima del clasificador con 111 puntos, 7 más que Jorge Martínez y 9 sobre Alberto Heller, diferencias exiguas considerando que aún quedaban 29 unidades en juego (10 por la etapa del sábado, 10 por la del domingo, 6 por rally completo y 3 por ganar el Power Stage).
¿Sería capaz Pedro Heller de mantener el liderato? ¿podría Jorge Martínez sumar su primer triunfo con el flamante Skoda Fabia RS que estrenó en el WRC de Chile? ¿mantendría ‘Beto’ Heller el nivel supremo que mostró en Villarrica? Varias eran las interrogantes en la antesala a una fecha decisiva en la que tanto el equipo Joker como CB Tech no habían dejado detalle al azar con tal de llevarse el premio mayor.

CAPÍTULO 2
Shakedown con gusto a especial cronometrada

Por lo general el shakedown que se realiza en la tarde de los días viernes es tomado con pinzas, dado que solo algunos binomios salen a darlo todo, mientas que otros lo ocupan como fórmula de calentamiento y análisis de cara a la carrera sin preocuparse mayormente de los cronos, sin embargo, en este caso puntual de Osorno, el entrenamiento previo a las especiales del fin de semana tuvo un rol importante, ya que tanto Joker como CB Tech tenían claro que los 6,87 kilómetros cronometrados de Puloyo servirían como tremenda referencia pensando en que ese mismo tramo se repetiría en la especial 4 y nada menos que en el Power Stage, el cual perfectamente podría cumplir un rol decisivo en la carrera, tal como efectivamente terminaría sucediendo.
En ese ‘calentamiento’ del viernes Alberto Heller dio el primer golpe al imponerse por 9 décimas de segundos sobre Martínez, un estímulo para el campeón nacional 2022 que en la conferencia previa a la partida protocolar lucía pletórico de confianza con miras a la carrera osornina.

Alberto Heller

“Cualquiera de los tres candidatos puede llevarse el título. De no haber disputado el WRC en Chile con un Rally 1 habría llegado a esta fecha como puntero del ranking, pero lo fundamental es que estoy en el mejor momento de mi carrera deportiva, disfrutando al máximo y haciendo un gran trabajo junto a mi navegante Lucho Allende”, expresó ‘Beto’ haciendo una vez más mención a los valiosos puntos que dejó en juego al correr la fecha mundialista de nuestro país en la categoría principal del WRC y no en RC2.

CAPÍTULO 3
Máxima temperatura

El primer momento crítico de la carrera se dio el prime 3 “Quemeumo” de 9,36 kilómetros. Hasta allí Alberto Heller lideraba las acciones con 12 segundos de ventaja sobre Jorge Martínez y 23 con respecto a su hermano Pedro, pero la tranquilidad de ‘Beto’ se vería alterada por un hecho inesperado, a partir del polvo disipado en la ruta por el Peugeot 208 Rally4 del penquista Mario Parra que minutos antes había sufrido una salida de camino que lo hizo perder tiempo y relegado a retomar las acciones entre medio de los poderosos RC2.
Alberto Heller tuvo el infortunio de quedar por detrás de la estela de polvo del auto de Parra, y si bien el propio Luis Allende reconoció que la visión no se vio mayormente perjudicada, el tramo vio a ‘Beto’ ceder 7,7 segundos en relación a Martínez, quien al ganar ese prime se colocó a tan solo 2,3 segundos de la punta de la general.
Tras lo sucedido ‘Beto’ no demoró en enviar un mensaje por whatsapp al comisariado de carrera dirigido por Kurt Horta, y aunque en un principio se temió que la situación pudiera adquirir ribetes más ásperos, en definitiva. todo quedó ahí y las aguas se fueron calmando con el pasar de los minutos ante un hecho propio de las carreras de rally y que no se trata de un acción premeditada de tal o cual tripulación.

CAPÍTULO 4
‘Beto’ a nivel atómico

El rostro de Jorge Martínez en la conferencia de prensa del día sábado dejaba a entrever cierta dosis de preocupación. El penquista estaba segundo en la general, y con claras opciones de aspirar al título en caso que ganara la etapa del domingo y el Power Stage de Puloyo, sin embargo, la contundencia expresada en el andar de Alberto Heller lo había dejado sin respuestas.
Tras la etapa sabatina ‘Beto’ era puntero con 17,8 segundos de ventaja sobre el ex ‘niño maravilla’, una diferencia que no hacía más que confirmar la hegemonía del menor de los hermanos Heller, ganador de 6 de los 7 tramos disputados, y autor de una labor casi perfecta en la que no solo supo mantener un ritmo furioso, sino que además sobreponerse a la ‘calentura’ de los segundos perdidos por el infortunado hecho del tramo 3.
Una vez terminada la etapa 1 el ranking quedaba con Pedro Heller (3° en la general del día) al comando con 117 puntos, seguido por su hermano Alberto y Jorge Martínez con 112, con lo que la adrenalina se elevaba cada más en el Parque de Asistente enclavado en Chuyaca.

Alberto Heller/ Luis Allende

Con apenas 5 puntos separando a los tres contendientes por el título RC2 Pro, estaba claro que cada unidad valía oro. ‘Beto’ Heller tenía una cómoda diferencia que lo perfilaba de buena forma rumbo a la victoria del rally completo, pero Martínez se ilusionaba con la chance de ganar la etapa dominical y el Power Stage, mientras que ‘Drope’ apuntaba todas sus fichas a dar el zarpazo ganando el Power Stage final y así llevarse 3 puntos extra que podrían resultar decisivos. Nada estaba dicho, y con 7 especiales cronometradas aún por completarse el RallyMobil se preparaba para vivir una de las jornadas más increíbles de su historia.

CAPÍTULO 5
Máxima emoción

De cara a la etapa del domingo Jorge Martínez optó por hacer algunos cambios en la puesta a punto de su Skoda Fabia RS con tal de revertir la contundencia exhibida por Alberto Heller, una decisión osada, pero lógica considerando que no había más margen de especulación.
La apuesta del penquista mostraba réditos en la ruta, sin embargo, en los primeros dos tramos del domingo la ventaja seguía corriendo a favor de ‘Beto’, quien tras ganar en Cancha Larga 1 y Panguimapu 1 no solo alargaba la diferencia en la general, sino que además se colocaba 1,9 segundos por delante de Martínez en la etapa dominical, escenario ideal que lo posicionaba como claro favorito a quedarse con el bicampeonato RC2 Pro… eso al menos hasta la PE10.
Luego de 8 especiales ganadas de 9 disputadas, Alberto Heller recibiría el primer aviso del día al ser superado en Purrucalhue por Jorge Martínez, quien al ganar el tramo por 4,9 segundos respecto a ‘Beto’ se situaba como nuevo líder de la clasificación de la segunda etapa.
¿Cómo quedaba el ranking con Martínez punteando el día domingo? De miedo, y es que si a los puntos de sábado y domingo le agregábamos las unidades por rally completo que hasta entonces tenía a Alberto 1°, Jorge 2° y Pedro 3° el puntaje quedaba con los tres pilotos igualados en 126 tantos, ante lo cual todo se resolvería de acuerdo a quien ganara el Power Stage.

CAPÍTULO 6
La batalla pierde un soldado

Más allá de perder el tramo 10 y 11 ante Martínez, la posición de ‘Beto’ Heller seguía siendo favorable. El angelino había recuperado el tranco ganador al llevarse la PE12 (Panguimapu 2), con lo que quedaba a solo 0,9 segundos de retomar la punta en la etapa dominical y así repetir el dominio total exhibido en el Rally de Osorno 2022, sin embargo, sus aspiraciones de llegar al Power Stage como máximo candidato al título sufrirían un golpe súbito y violento en la fatídica especial de Purrucalhue 2.
¿Qué sucedió? Alberto venía como los bomberos, tanto así que hasta promediar el penúltimo tramo del rally estaba liderando la especial con 6 segundos sobre Martínez, pero ese andar al límite, lleno de arrojo y espectacularidad, llegó a su fin al encontrarse con una piedra en el camino, infortunio que lo haría perder el control de su Citroën C3 y terminar eventualmente estrellándose a un costado de la ruta en un golpe sin consecuencias físicas para la tripulación, pero con implicancias graves para el campeonato, puesto que el binomio del auto #1 quedaba automáticamente fuera de la ecuación por el título.
Mientras ‘Beto’ y Lucho Allende masticaban el dolor de la derrota, las pulsaciones por segundo se multiplicaban por doquier en los integrantes del equipo CB Tech, que de un segundo a otro veían como Jorge Martínez quedaba puntero de la general y de la segunda etapa, ante lo cual quedaba 1 punto por detrás de Pedro Heller antes de iniciar el Power Stage final que adquiría una dimensión más decisiva que nunca.

Capítulo 7
Sangre de campeón

Al llegar por segunda vez en el día a la asistencia del Parque Pleistocénico Chuyaca los integrantes del equipo Joker Rally intentaban dejar atrás la enorme desazón producida por el accidente de Alberto Heller para concentrar todas las energías en entregarle todo su apoyo a Pedro, quien quedaba como único bastón de mando del equipo. ‘Drope’ llegaba al tramo definitorio sin ningún triunfo en las especiales previas, sin embargo, su padre Carlos estaba totalmente convencido de las chances del team.

Carlos Heller saluda a su hijo Pedro

“Pedro ha guardado neumáticos y llega muy bien a este final de carrera. Ganará el Power Stage”, nos expresaba el ex propietario del club Universidad de Chile. Desde la otra vereda, la del CB Tech, Jorge Martínez transmitía aparente tranquilidad, mientras que Alberto Álvarez hacía lo imposible por ocultar sus evidentes nervios.
Los dardos estaban echados, el campeón sería quien ganara llegara adelante en el Power Stage, por lo que la gloria del título quedaba supeditada a los 6,8 kilómetros finales en Puloyo, un tramo de potencia pura, con promedios superiores a los 130 km/h, en las que la clave pasa por el poderío de los motores y la gallardía de las tripulaciones para sortear los veloces ciegos sin vacilaciones.
¿Quién se llevaría el trofeo de laureles? ¿Pedro Heller cerraría su temporada de reloj suizo con el número 1 que premia al mejor o Jorge Martínez haría prevalecer su estadística de piloto con más especiales ganadas en el año para adjudicarse el Power Stage más importante de su carrera en el rally nacional?
El primero de los dos contendientes por el título en enfrentar la batalla fue Pedro Heller, quien salió como un poseído para maximizar cada uno de los caballos de fuerza de su Citroën C3. El angelino junto a su co-piloto cordobés Pablo Olmos no titubearon y se despacharon con un tiempazo de 3’13’1’, crono que superó en 3 segundos su propia marca del día previo y que incluso mejoró el registro con el que Alberto Heller había ganado el tramo 4.

“Tras finalizar el Power Stage quedé muy conforme con lo realizado. Al ver el tiempo y confirmar que había bajado la marca del día previo impuesto por ‘Beto’ pensé realmente que el título era mío”, nos comentó tras la carrera Pedro Heller.

Pedro Heller/ Pablo Olmos

En las huestes de Joker Rally, Matías Soffia, Felipe Espinoza, Carlos Heller y todos los representantes del staff mostraban relativa confianza, pero aún quedaba por ver el tiempo de Jorge Martínez, ex piloto de la escuadra angelina.
Martínez y Álvarez partieron la temporada con tres abandonos consecutivos en Los Ángeles, Laja-San Rosendo y Chillán, pero esas remontadas heroicas de 2013 y 2014 volvieron a la mente de los miembros del CB Tech, quienes fusionando la experiencia propia de su dilatada trayectoria y el hambre de victorias que caracteriza a los grandes campeones iniciaron los 6,8 kilómetros finales con la determinación absoluta de dejar la vida en pos de la victoria.

Jorge Martínez/ Alberto Álvarez

En cada curva la dupla del equipo encabezado por Javier ‘Chaca’ Montero iba al límite, dejando poco o nulo margen al error, y es que no había dos opciones: solo cabía champagne o suero. En las tomas del drone de Horta Producciones el Skoda Fabia RS número 19 parecía estar al borde del precipicio, pero en definitiva la calidad del manejo de Martínez y la navegación de Álvarez se traduciría en un crono final de 3’09’’2 que dejaba estupefactos a todo.
Mientras en sala de prensa tanto periodistas, como gráficos y miembros de la productora aplaudían y celebraban tamaña definición, en el rincón de CB Tech el dueño de equipo Pato González, el director deportivo Javier Montero, la familia Martínez y todos sus componentes iniciaban una celebración desatada, y la verdad es que no era para menos: una vez Martínez y Álvarez daban el golpe letal en el momento perfecto para conseguir su 11° título como piloto y 12° como navegante, y de este modo confirmar su vigencia como el binomio más grande de todos los tiempos en el rally nacional.

Jorge Martínez celebra junto a los integrantes del CbTech

“Con el paso de los años y a medida que avanzas en edad uno toma más dimensión de los logros, y en ese sentido reconozco que este título por la forma en el que lo conseguimos es uno de los más importantes que hemos alcanzado junto a mi gran amigo Alberto Álvarez”, reconoció en la conferencia de prensa un feliz Martínez, una vez más en la cima del RallyMobil tras ceñirse su tercer cetro en RC2 Pro.
Tomará tiempo procesar todas las emociones que nos aportó el Rally de Osorno, y en especial para los hermanos Heller y Joker Rally que lideraron el campeonato desde la primera fecha hasta el inicio del tramo final de la última carrera, sin embargo, lo primordial es que aquí el máximo ganador fue el automovilismo nacional, en este caso el RallyMobil, que nos regaló uno de los momentos más extraordinarios de todos los tiempos, de esos que recordaremos una y mil veces.

Alberto Alvarez festeja su doceava corona como navegante en el campeonato nacional

La épica, el drama y la pasión estuvieron a la orden del día en la Región de los Lagos, y como RallyChileno no nos queda más que agradecer por ser partícipes de este instante legendarios que repasamos junto a todos quienes nos siguen fielmente tanto en nuestra web como redes sociales.
¡Gracias totales!

RANKING FINAL RC2 PRO
1.- Jorge Martínez-Alberto Álvarez 129 puntos

2.- Pedro Heller-Pablo Omos 129
3.- Alberto Heller-Luis Allende 112
Nota: Martínez y Álvarez se consagraron campeones al obtener 3 victorias (Santa Juana, Quillón
y Osorno) por sobre la solitaria que alcanzaron el mayor de los hermanos Heller y Olmos en Los
Ángeles.

Esta nota ha sido traída a Uds. gracias a RVN – Safety and solutions, servicios de higiene ambiental, sistemas de prevención y extinción de incendios, capacitación en manejo de sustancias peligrosas y otras soluciones para empresas y espacios públicos. Visítalos acá: https://www.rvn.cl/

Mantente conectado